Investigadores en EE.UU. buscan candidatos para pruebas contra la COVID-19

La investigación se lleva a cabo en clínicas en Atlanta (Georgia), Seattle (Washington) y Bethesda (Maryland).

MIAMI, EE.UU. — Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) apoyan la búsqueda de candidatos mayores de 55 años de edad para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Tres clínicas ubicadas en las áreas de Atlanta, Seattle y Bethesda (para esta última exclusivamente para mayores de 71 años) se encargarán de los procedimientos, indica un comunicado del NIH.

Se trata de un ensayo clínico de fase 1 de una vacuna en investigación diseñada para prevenir el nuevo coronavirus.

La investigación busca “comprender mejor la seguridad de la vacunación y la respuesta inmune entre las personas mayores, que enfrentan un mayor riesgo de complicaciones por COVID-19 que las personas mas jóvenes”.

La comunicación asegura que los investigadores del estudio han llevado a cabo revisiones periódicas de seguridad y “no han identificado ningún problema de seguridad significativo entre los voluntarios mas jóvenes”.

Vea también: Consejos para adultos mayores y prevención del coronavirus.

El ensayo ha estado en marcha en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute (KPWHRI, por sus siglas en inglés), en Seattle, y en la Universidad Emory en Atlanta, ambas parte del Consorcio de Investigación Clínica de Enfermedades Infecciosas del NIAID.

La clínica del Centro de Investigación de Vacunas (VRC) del NIAID en el Centro Clínico NIH en Bethesda, Maryland, se ha agregado como un sitio de prueba.

“Los participantes recibirán dos inyecciones de la vacuna experimental con aproximadamente un mes de diferencia y serán seguidos durante aproximadamente un año”, señalan los convocantes.

La opinión de los científicos, hasta la fecha, está dividida en si los sobrevivientes a la COVID-19 quedan con la suficiente cantidad de anticuerpos que les permita la inmunidad o la aplicación de una vacuna para evitar el contagio.

Una voz autorizada como la de Maria Van Kerkove, directora de la unidad de zoonosis y enfermedades emergentes de la Organización Mundial de la Salud, OMS, dijo recientemente que no hay evidencias de que las personas que han sobrevivido la COVID-19 han quedado inmunes al coronavirus.

“Nadie está seguro de hasta qué punto una persona con anticuerpos está totalmente protegida o podrá contraer de nuevo la enfermedad”, dijo Michael Ryan, director de emergencias de la OMS.

Los institutos de salud (NIH) quieren probar hasta el final.

La vacuna, llamada ARNm-1273, fue desarrollada por científicos del VRC y la empresa de biotecnología Moderna, Inc. La Coalición para las Innovaciones de Preparación Epidémica (CEPI) apoyó la fabricación del candidato a la vacuna para el ensayo clínico de Fase 1.

Los datos de los ensayos se difundirán a los funcionarios y socios de salud pública lo antes posible y se incluirán en publicaciones y presentaciones científicas para informar a la comunidad científica mundial.

Los interesados en unirse a este estudio deben comunicarse, en Atlanta con: vacuna@emory.edu al teléfono: 404-712-1371 (para la Clínica Hope en Decatur) o ecc.vaccine@emory.edu al teléfono 404-727-4044 (para el campus de Emory en Atlanta); en Bethesda: VRCCOVIDtrials@nih.gov Seattle (71 años o más): kpwa.vaccine@kp.org

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics