Juan Requesens está en arresto domiciliario: “No es libre aún”

CARACAS – El diputado opositor Juan Requesens fue excarcelado y llevado a su casa, en un cambio de medida de prisión a arresto domiciliario, después de más de dos años tras las rejas en una de las sedes de los servicios de inteligencia del gobierno en disputa de Venezuela. El proceso que ha sido catalogado de injusto y amañado.

Familiares, amigos y activistas de derechos humanos, muchos de los cuales el pasado 7 de agosto exigieron su liberación incondicional cuando se cumplieron de su captura, aparecieron en los exteriores de su casa y en las redes sociales para celebrar el cambio de medida, aunque manifestaron que es incompleto.

“Hoy Juan está en casa. NO ES LIBRE AÚN. Y quedan muchos allá adentro todavía”, dijo su hemana Rafaela Requsens en su cuenta de Twitter. También divulgó un video en la red social del momento de su llegada a casa, en la que abrazó extensamente a sus padres y hermana.

Requesens había sido detenido en la noche del 7 de agosto de 2018, en un operativo organizado y dirigido por funcionarios del servicio de inteligencia venezolano. Ha estado acuasado de supuesta complicidad en la activación de dos drones cargados de explosivos cerca de una tarima donde Maduro daba un discurso tres días antes, durante una parada militar en Caracas el 4 de octubre de 2018.

Los términos del cambio de medida no quedaron inmediatamente claros.

“Bajo qué condiciones está Juan Requesens, nos acaban de informar que es una medida cautelar sustitutiva de libertad,  se le cambió el sitio de reclusión a su casa, va a tener apostamiento policial las 24 horas del día, es decir, sigue estando preso” afirmó a los medios Joel García, abogado de Requesens.

Joel García , abogado de Juan Requesens.
Joel García , abogado de Juan Requesens.

García destacó que “desde hace mucho tiempo” habían estado pidiendo la medida cautelar y que “nunca debió estar tras una reja”, especialmente por su condición de diputado.

El juicio continúa el lunes 

El abogado afirmó que no hubo “negociación” para que se diera la excarcelación y adelantó que el lunes continúa el juicio oral y público.

Venezuelan lawmaker Juan Requesens is seen in his house after he was put on house arrest in Caracas
El legislador opositor Juan Requesens fue llevado a su casa el viernes 28 de agosto de 2020 tras más de dos años en prisión. El juicio en su contra continúa el próximo lunes, según informó su abogado.

“Tenemos audiencia el lunes,  el lunes será que el tribunal imponga la medida cautelar, no sabemos si tiene restricción de hablar, si tiene prohibición de salida del país, el lunes el tribunal tiene que darnos por escrito cuáles son las medidas que pesan sobre él, hasta ahorita cambiaron el centro de reclusión”, declaró García.

“Nos manifestaron que le hicieron unos exámenes físicos y médicos para cambiar el sitio de reclusión”, agregó el jurista.

“No abandonen a Venezuela. Lo que pasó hoy aquí es una familia que va a estar alegre, aún cuando sabemos que Juan Requesens es inocente, vamos a afrontar el juicio en libertad y vamos a demostrar que esto es una vil palabra”, manifestó el abogado cuando la Voz de América le solicitó un mensaje dirigido a la comunidad internacional.

Juan Guillermo Requesens, padre del diputado, adelantó que próximamente organizarán una conferencia de prensa para responder las inquietudes planteadas por los medios de comunicación y destacó que su hijo está “tranquilo”.

“Gracias a todos aquellos que de una u otra forma nos han apoyado en estos dos años”, agregó visiblemente emocionado. 

Tras la detención de Requesens hace en agosto del 2018, el ministro de comunicación del gobierno en disputa, Jorge Rodríguez, divulgó un video en el que se veía al parlamentario asegurando haber facilitado el ingreso al país de los supuestos autores del atentado.

La oposición venezolana denunció que el legislador formuló una confesión falsa bajo tortura y el efecto de algún fármaco y la defensa aseguró que Requesens no recordaba haber grabado el vídeo.

“Requesens no recuerda cuándo pudo haberse grabado el video, lo que indica que fue inducido mediante drogas como burundanga”, dijo entonces la parlamentaria Delsa Solórzano.

Supporters of Venezuelan lawmaker Juan Requesens shout slogans in front of his house after he was put on house arrest in Caracas
Opositores, simpatizantes y amigos del legislador opositor Juan Requesens celebraron su regreso a casa el viernes 28 de agosto de 2020, pero sostienen la demanda de que sea liberado de una vez al igual que el resto de los presos políticos.

Requesens se declaró inocente de los delitos imputados por la fiscalía, entre ellos  traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del presidente de la República, homicidio intencionado cometido con alevosía y por motivo innoble en grado de frustración contra siete militares, terrorismo y asociación para delinquir.

Requesens es recordado por su activismo y denuncias al chavismo. En un discurso pronunciado en la Asamblea Nacional previo a su detención, el joven legislador dijo a sus compatriotas: “No hay otra forma de poder transmitir la desgracia que nosotros estamos viviendo en Venezuela (…) Yo me niego a rendirme, me niego a arrodillarme frente a quienes hoy pretenden quebrarnos la moral. Muchos hermanos de nosotros están bajo tierra, porque los mataron, porque los mataste Nicolás. La única estrategia de la dictadura es aplastar a todo el que piense distinto”.

Reacción de Bachelet 

La Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, celebró el cambio de medida otorgado al diputado opositor venezolano Juan Requesens e instó al gobierno en disputa a “seguir tomando medidas similares” con respecto a los numerosos presos políticos en el país.

“Saludo la concesión del arresto domiciliario al parlamentario opositor venezolano Juan Requesens, tras más de dos años detenido en la sede de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia Nacional (SEBIN). Dicha decisión es un gesto muy positivo”, indicó Bachelet en un comunicado oficial.

“Aliento a las autoridades a seguir tomando medidas similares que contribuyan a mejorar la situación de derechos humanos en el país y que permitan avanzar en el diálogo político”, agregó.

De acuerdo al grupo de derechos humanos Foro Penal, hasta el 24 de agosto, fecha de su más reciente informe, en Venezuela había 386 presos políticos, entre militares y civiles. El gobierno en disputa, -señalado dentro y fuera del país por gobiernos y organismos de derechos humanos-, rechaza las cifras, sostiene que no existe persecución contra la oposición, sino contra criminales.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics