La pandemia, la economía y la justicia racial centran la primera noche de Convención Demócrata

La primera convención demócrata virtual de la historia arrancó sin la fanfarria habitual de este tipo de eventos, pero con un sinfín de testimonios, actuaciones musicales y las ideas muy claras sobre cuál es el objetivo: llevar a Joe Biden a la Casa Blanca.

MIAMI, EE.UU. – La jornada inaugural de la primera Convención Nacional Demócrata virtual de la historia arrancó este lunes con la mirada puesta en los temas principales que han marcado la vida de los estadounidenses en los últimos meses: la pandemia del coronavirus, la crisis económica y la justicia racial.

La actriz de ascendencia mexicana, Eva Longoria, ejerció de maestra de ceremonias de la primera noche de la Convención Demócrata en un evento que pudo ser seguido íntegramente en línea. Las intervenciones telemáticas cobraron un protagonismo especial desde el primer momento: personas anónimas que explicaban sus experiencias batallando contra la COVID-19, testimonios de los que perdieron seres queridos durante la pandemia o víctimas de la violencia racial en Estados Unidos.

Aunque los planes iniciales eran otros y los organizadores de la convención pretendían realizar un gran evento en Milwaukee, Wisconsin, con la asistencia de reconocidas figuras políticas y miles de asistentes, el encuentro ha quedado relegado a un encuentro telemático debido a la crisis sanitaria. Otra forma de celebrar la convención política, aunque no menos determinante.

Cuomo y su experiencia durante la pandemia

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, fue la primera gran figura política en pronunciar su discurso. Lo hizo haciendo referencia a la grave situación que vivió su estado batallando contra el virus y criticando al gobierno de Donald Trump por “las fallas” cometidas durante la pandemia.

“Vimos las fallas del gobierno, que trató de negar el virus, vio a Nueva York sufrir y no hizo nada. Y vemos que después de seis meses de que comenzara [la pandemia en Estados Unidos], el gobierno sigue sin estar preparado”, señaló.

Cuomo, que como el resto de los participantes intervino en la Convención Demócrata de forma telemática, manifestó que, después de todo, “el país aprendió una lección crucial: lo vulnerables que somos cuando el gobierno es incompetente”.

“Vamos a usar mascarillas porque somos inteligentes, mantendremos la distancia social porque demuestra lo cercanos que estamos, somos unos Estados Unidos que ganamos guerras y somos el país más grandioso del mundo”, expresó convencido de que “el amor siempre se impone”.

Con todo, hizo un llamado para movilizar a la población y votar por un líder que “ame” al pueblo estadounidense porque, según dijo, “el gobierno y el liderazgo importan”.

“Necesitamos un líder que ame nuestro pueblo, que apele a lo mejor de nosotros, no a lo peor; que unifique, que no divida, que nos levante y que no nos destruya”, subrayó.

Recuerdo a George Floyd y a la violencia policial

La primera parte del evento estuvo reservada a la muerte de George Floyd, un caso que ha dado la vuelta al mundo y que ha servido para poner de manifiesto la grave problemática que hay hoy en día con la actuación policial y la violencia racial en Estados Unidos.

Desde Houston, Texas, participaron dos de los hermanos de Floyd, que murió en mayo de este año mientras estaba bajo custodia de la policía de Minneapolis. “Mi hermano debería estar vivo”, dijo uno de los hermanos antes de dar paso a la canción “Sweeter”, que Leon Bridge escribió después del fallecimiento de George Floyd.

Art Acevedo, jefe de la policía de Houston, pidió que se instaurara “una base de datos nacional” y que se impulse una normativa a nivel federal “para que se prohíban ciertas prácticas como el estrangulamiento”.

Por su parte, la alcaldesa de DC, Muriel Bowser, lamentó que se haya “permitido el racismo durante demasiado tiempo”. “Ya basta, es una injusticia, tengo una hija de dos años que quiero que crezca en un Estados Unidos donde se sienta bien”, remarcó.

Seguimiento por internet

Los demócratas habían empezado este primer día con la mirada puesta en la nominación de Joe Biden, prevista para el jueves. Es la primera vez que se celebra bajo estas condiciones tan atípicas, por lo que el exvicepresidente se apresuraba en las redes sociales a invitar a los estadounidenses a seguir los discursos a través de internet.

“Tal vez estamos físicamente separados, pero esta semana los demócratas de todo el país se juntan para presentar nuestra visión para unos Estados Unidos mejores”, dijo al respecto.

También es la primera vez que la población no necesita estar frente al televisor para seguir el desarrollo de la convención. En las principales plataformas de redes sociales, como Facebook o Twitter, se podía seguir en vivo lo que estaba aconteciendo, en tiempo real y con retransmisiones en directo.

Apoyo republicano a la candidatura de Biden

Una de las sorpresas de la noche la dio el republiano John Kasich, exgobernador de Ohio, quien apoyó abiertamente la candidatura de Joe Biden para la presidencia de Estados Unidos.

“Muchos de nosotros hemos estado profundamente preocupados por el camino que hemos tomado estos últimos cuatro años, es un camino que lleva a división”, dijo al principio de su intervención para después pedir a la población “hacer a un lado el partidismo” y “elegir el camino correcto” para el futuro.

Kasich consideró que el exvicepresidente demócrata, al que describió como un hombre “razonable, fiel y respetuoso”, cuenta con una “experiencia” y “sabiduría” que le permitirán “encontrar un mejor camino” para Estados Unidos.

Justo después de esta intervención, los organizadores habían pautado un video en el que aparecían decenas de personas que se declaraban votantes del Partido Republicano pero que, en estos comicios, optarán por la propuesta demócrata.

Klobuchar y Sanders expresan su apoyo

La recta final de la primera jornada tuvo de invitados especiales a dos de los precandidatos de las primarias demócratas.

Por un lado, estuvo la senadora de Minnesota, Amy Klobuchar, que apuntó “a la unidad” con el objetivo “de luchar por algo mejor”, especialmente en cuestiones económicas.

“Necesitamos ayudar a los que han perdido sus empleos. Tenemos a los agricultores que cada vez están más asqueados y necesitamos un presidente que apoye a la gente de la tercera edad”, manifestó recalcando que “la unión entre la gente resuelve los problemas”.

Después le tocó el turno a Bernie Sanders, que advirtió que Estados Unidos se enfrenta “a la peor crisis sanitaria y al peor colapso económico” debido a la pandemia.

“Tenemos a un presidente que es incapaz de manejar la crisis. Son las elecciones más importantes, necesitamos respuestas sin precedentes, con gente que luche por la democracia, necesitamos a Joe Biden como presidente”, expresó.

El senador de Vermont también se sumó al llamado a la unidad para que el actual presidente abandone la Casa Blanca en enero del año próximo. “Mientras esté aquí, trabajaré con progresistas, moderados y, sí, conservadores”, comentó al tiempo que lamentaba que “lo impensable se ha vuelto norma durante la gestión de Donald Trump”.

“Ha utilizado las fuerzas federales contra las protestas, ha sugerido que si pierde puede que no deje el cargo. Bajo este gobierno, el autoritarismo ha echado raíces y conocemos la forma terrible en que el autoritarismo destroza el pueblo”, agregó.

También tuvo palabras de agradecimiento para la gente que había apoyado su candidatura para las primarias presidenciales y dijo que aunque la campaña había terminado hacía unos meses, “el movimiento continúa y se hace más fuerte”.

La presencia latina

En la primera noche de la Convención Demócrata apenas se habló del impacto de la comunidad hispana en Estados Unidos, aunque contó con la presencia de algunos latinos. Entre ellos estuvo el reverendo Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica, el jefe de policía de Houston, Texas, el cubanoamericano Art Acevedo, o la propia conductora del evento, Eva Longoria.

La senadora de ascendencia mexicana, Catherine Cortez-Masto, ofreció su discurso desde su cocina, “el lugar desde donde muchos estadounidenses trabajan estos días”. Aprovechó su intervención para criticar duramente al mandatario estadounidense por sus acciones en el manejo del Servicio Postal, en un momento en el que muchos intentarán votar por correo para evitar los centros de votación en medio de la pandemia.

“Donald Trump está amenazando con retener fondos federales. Está poniendo en riesgo a la tercera edad desafiando al servicio de correos y la gente mayor no va a poder recibir sus medicinas”, advertía.

Trump: “No se van a unir”

El presidente Donald Trump, que también pasará por este trámite con el Partido Republicano de forma remota la próxima semana, no cree que la convención logre cohesionar al ala más liberal de la organización demócrata, a pesar de que Bernie Sanders ya ha mostrado su apoyo.

“No se van a unir porque no se pueden unir y no saben cómo unirse”, declaró el mandatario estadounidense en una entrevista con la cadena Fox News.

La noche culminó con el discurso de la exprimera dama, Michelle Obama, que también abogó por un cambio de rumbo en el país, puesto que, según dijo, Trump es el presidente “equivocado”.

“Si crees que las cosas posiblemente no pueden ir a peor, confía en mí, pueden y lo harán si no acometemos un cambio en estas elecciones. Si esperamos acabar con este caos, tenemos que votar por Joe Biden, como si nuestras vidas dependieran de ello”, concluyó Obama.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics