Opositor ruso Alexei Navalny sale de coma inducido

El presunto envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny ha empeorado la relaciones entre Alemania y Rusia.

El opositor ruso Alexei Navalny, supuestamente envenenado el mes pasado, fue removido de un coma inducido y está respondiendo a las palabras de los médicos, informó este lunes el hospital en Alemania donde se encuentra internado.

Según el comunicado del centro médico Charite de Berlín, Navalny fue retirado de los equipos de ventilación mecánica, de los que dependía desde que recibió la primera atención médica en un hospital de Omsk, Siberia, el pasado 19 de agosto.

La nota, sin embargo, añadió que aún es muy pronto para evaluar los efectos a largo plazo del su “grave envenenamiento”.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que Berlín concluyó que Navalny fue envenenado con la sustancia Novichok, un agente neurotóxico de la era soviética que fue utilizado en Gran Bretaña en un ataque contra un doble agente ruso y su hija en 2018.

German Chancellor Merkel speaks to media in Berlin
Angela Merkel dijo a la prensa que Alexei Navalny fue envenenado con una toxina conocida como Novichok, que se conoce desde la era de la Unión Soviética y la guerra fría.

El Kremlin, por su parte, afirma que no hay pruebas de un envenenamiento. El caso de Navalny ha dañado las relaciones entre Berlín y Moscú, e incluso Merkel no ha descartado imponer sanciones a un gasoducto que lleva gas natural de Rusia hasta Alemania si no se aclaran las circunstancias.

Navalny, uno de los críticos más feroces del presidente ruso Vladimir Putin y quien ha denunciado casos de corrupción, cayó enfermo durante un vuelo de regreso a Moscú desde Siberia el 20 de agosto y fue llevado a un hospital de Omsk.

Posteriormente, fue trasladado al hospital Charite de Berlín, donde los médicos dijeron que habían encontrado rastros de que había sido envenenado.

Los médicos rusos que atendieron a Navalny en Siberia han rechazado varias veces la conclusión del hospital alemán, diciendo que ellos ya habían descartado la intoxicación como diagnóstico y que sus pruebas de sustancias venenosas dieron negativo.

El presidente Donald Trump dijo la semana pasada que Estados Unidos debía observar “muy seriamente” el presunto envenenamiento de Navalny, pero que su gobierno aún no tenía pruebas.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics