Pence viaja a Louisiana en medio de nuevo aumento en casos de coronavirus

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, viaja el martes a Louisiana, que ha reaparecido como uno de los puntos calientes del país para el coronavirus a solo unos meses de que parecía que había contenido su brote.

El vicepresidente tiene previsto reunirse con el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, miembros de la delegación del Congreso y funcionarios estatales de salud para hablar sobre la respuesta del estado a la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus.

La visita de Pence se produce a medida que aumentan los casos confirmados de virus en Louisiana, el porcentaje de pruebas positivas y las tasas de hospitalización de pacientes con COVID-19, lo que preocupa a los expertos en salud pública sobre el nivel de propagación del virus en un estado que anteriormente parecía exitoso para combatir su brote.

“Louisiana ha estado en el radar, literalmente al frente y al centro, de la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca desde el principio. Nunca nos hemos salido de ese radar “, dijo el gobernadora Edwards.

“Creo que esa es una gran razón por la cual el vicepresidente eligió venir a Baton Rouge y Louisiana”, agregó el gobernador.

Louisiana Gov. John Bel Edwards makes remarks and answers questions during a news conference about the state's COVID-19…
El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, ordenó el uso de mascarillas a todas las personas de ocho años en adelante ante el aumento de casos de COVID-19.

En respuesta al aumento en los casos de virus y hospitalizaciones, el gobernador demócrata promulgó una orden de uso obligatorio de máscaras en todo el estado para personas de ocho años en adelante que entró en vigencia el lunes. También volvió a ordenar que los bares solo vendan para llevar y entregar.

Restaurantes, casino y gimnasios permanecen abiertos, pero con restrcciones de ocupantes.

Durante su visita a Baton Rouge, Pence también está planeando una discusión en el Tiger Stadium de la Universidad Estatal de Louisiana centrado en los planes de reapertura de la universidad en el otoño y el futuro de los programas deportivos universitarios en la pandemia.

La región de Baton Rouge es una de las tres áreas metropolitanas en las que los funcionarios federales establecieron recientemente nuevos sitios de prueba de coronavirus drive-thru destinados a impulsar las pruebas para rastrear y combatir mejor la propagación de COVID-19. Los sitios con apoyo federal en la región de la capital de Louisiana permanecerán en funcionamiento hasta el 18 de julio.

El gobernador Edwards dijo que el apoyo federal ha ayudado a Louisiana a alcanzar más de 304.000 pruebas de virus en lo que va de julio, superando con creces la meta mensual del estado de 200.000 pruebas administradas. Aún así, los sitios de prueba de Baton Rouge no han atraído diariamente a las miles de personas que los funcionarios esperaban.

Según el departamento de Salud del estado, más de 3.300 residentes de Louisiana han muerto a causa de COVID-19. Louisiana nuevamente ha llegado a estar al tope de los cinco estados por nuevos casos de coronavirus per cápita en los últimos días, agregando entre 1.300 y 2.600 casos nuevos por día durante la última semana.

Louisiana ha tenido casi 80.000 casos confirmados desde su primera prueba de coronavirus positiva en marzo. Los expertos en salud pública dicen que la tasa de infección real es probablemente mucho más alta.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics