¿Qué pasa entre Turquía y Siria? ¿Por qué el actual conflicto?

Turquía lanzó el miércoles una ofensiva en Siria contra la milicia de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), al que considera un grupo “terrorista” apoyado por los países occidentales.

Sin detenerse, el jueves las tropas turcas avanzaban ante combatientes kurdos en el norte de Siria, lanzando ataques aéreos y de artillería contra blancos designados a lo largo de la frontera.

Los kurdos de Siria han establecido cierta autonomía en los territorios que controlan en el norte de un país en guerra, donde existen importantes recursos petroleros que representan cerca del 30% de los que cuenta el territorio sirio.

Estimados indican que los kurdos, esencialmente suníes con minorías no musulmanas y formaciones políticas a menudo laicas, representan alrededor del 15% de la población siria. Se quejan de décadas de marginación y opresión, exigiendo que se reconozcan sus derechos políticos y culturales.

Pero Turquía tiene sus propios problemas con los kurdos, que se concentran en el este y el sureste del país, una región que ellos nombran el Kurdistán Turco. Varios grupos separatistas buscan su independencia de Ankara, especialmente el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK, que está en guerra con el gobierno turco desde la década de 1980.

¿Cuándo arrancó el conflicto?

En 2011 el ejército sirio reprimió protestas que pedían democracia. El presidente Bachar Al Assad naturalizó a 300.000 kurdos “apátridas”, una comunidad que había esperado y protestado por ello durante medio siglo. Estos permanecieron bastante al margen de las protestas.

Las fuerzas bajo las órdenes del gobierno sirio salieron del norte y este del país, ya a manos de los turcos, a mediados de 2012. Esta salida fue vista como un incentivo a los kurdos para que cerraran filas con los rebeldes.

Un año después, en 2013, el PYD (el principal partido kurdo en Siria) se proclamó semiautónomo.

Tres años más tarde, en 2016, conformó una “región federal”. Eso los llevó al rechazo de la oposición y de Turquía. La creación de la región federal incluyó la implementación de una constitución para regirse de manera autónoma.

¿Qué han conseguido las PYD?

Desde el 2014, el ala armada de las PYD actuaron contra el grupo terrorista Estado Islámico. En 2015 y junto a los bombardeos de la coalición encabezada por Estados Unidos, consiguieron vencer tras cuatro meses de enfrentamiento con el Estado Islámicoen la frontera turca.

¿Papel de las Fuerzas Demócraticas sirias?

Fueron creadas en octubre de 2015 y compuestas por ciudadanos sirios, entre ellos 25.000 kurdos y 5.000 árabes. Desde el inicio estuvieron controladas por las YPG y contaron con la ayuda en armas, soldados y apoyo aéreo de parte de EE.UU.

Este grupo consiguió en octubre de 2017 sacar a los militantes del Estado Islámico de su bastión en Raqa y en marzo de 2019 también los derrotaron en su última trinchera siria en Baguz.

¿Qué significó la retirada de EE.UU. de Siria?

El presidente de Estados Unidos, Donald trump, anunció a finales de 2018 que sacaba a los militares estadounidenses de Siria.

Entonces los kurdos advirtieron que no estaban en la capacidad de combatir al Estado Islámico y a la vez a Turquía, que amenazaba ya con una ofensiva contra las YPG.

La decisión de Trump de sacar las tropas de Siria ha sido rechazada tanto por demócratas como por republicanos, quienes ven la salida de las tropas como una carta blanca para que Turquía ataque a los militares kurdos, aliados de EE.UU. en la lucha contra el Estado Islámico.

¿Qué pasa desde comienzos de octubre?

El 6 de octubre Estados Unidos anunció que las tropas estadounidenses se retiraban de las cercanías de la frontera con Turquía.

Washington ha dicho que no ha abandonado a los kurdos sirios, y a su vez advirtió a Turquía que podría acabar con su economía si se pasan de la raya.

La Casa Blanca dijo hace dos días que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aceptó una invitación del presidente Donald Trump y visitará Washington en noviembre.

Los expertos consideran que las fuerzas turcas podrían acorralar y masacrar al movimiento kurdo, ya que para Turquía tanto el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las YPG son “organizaciones terroristas”.

Erdogan visitó Washington en el 2017. La visita es recordada en parte porque sus guardaespaldas atacaron a manifestantes kurdos y armenios que protestaban fuera de la residencia del embajador turco en esta capital.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics