Científicos buscan detectar al COVID-19 en las aguas del alcantarillado

NUEVA YORK, EE.UU. – A medida que el coronavirus avanza implacable en el mundo, los científicos y médicos buscan maneras de ralentizar su paso y, sobretodo, prevenir dónde podrían darse futuros brotes del virus. Es por eso que buscan maneras para hacer pruebas de detección comunitaria que no sean únicamente con el uso de hisopos.

En Estados Unidos grupos de investigación científica han determinado que el COVID-19 puede ser detectado en las aguas residuales de una comunidad, según dijo Eileen White, directora del servicio de Alcantarillado del Distrito municipal de East Bay, en California, lo cual brindaría oportunidades para atacarlo de manera más efectiva. 

“Al principio se nos acercaron varias universidades. Indicaron que les gustaría ayudar y ser parte del proceso para tratar de averiguar cómo las aguas residuales podrían ser una herramienta útil, como un indicador temprano, para los profesionales de la salud pública y para los profesionales médicos, identificando así de la presencia de coronavirus en la comunidad antes de que la gente se presente en el hospital”, dijo White a la Voz de América.  

Esa misma teoría es la que la empresa Biobot Analytics, con sede en Massachusetts, está investigando. Actualmente analiza muestras de las aguas de alcantarillado de 41 estados de Estados Unidos, mediante un proceso de máquinas de aprendizaje automático. 

“Los datos de aguas residuales que se miden hoy dan indicaciones que advierten, temprano, cuántos casos nuevos de COVID-19 se verán en esa comunidad, en los próximos siete días”, explica la doctora Mariana Matus, Co-fundadora y CEO de Biobot Analytics, en una conversación con la VOA.

Los investigadores explican que en los primeros días de infección, las personas a menudo no presentan síntomas, pero el virus está presente en sus residuos, y salen cada vez que usan el baño. Analizarlos brindaría información para detectar futuros brotes, lo que puede ayudar a los funcionarios de salud a focalizar recursos y salvar vidas. 

“El valor que la gente ve de repente en las aguas residuales, creo que es refrescante darse cuenta de que es la captación de toda la sociedad y que tenemos una forma de rastrear enfermedades importantes, y creo que probablemente se seguirá usando en el futuro, también”, asegura Rose Kantor, doctora y jefa del proyectos de Nelson Lab a la VOA.

Los investigadores creen que este método sería de gran utilidad para las autoridades de salud ya que, en muchos lugares, no se cuenta con el equipo suficiente para realizar pruebas a todas las personas, pero un análisis centrado en una área comunitaria específica, puede permitir aislar de manera temprana y salvar muchas vidas.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics