EE.UU. dispuesto a hablar con Irán “sin condiciones”

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo este domingo en Suiza que el gobierno del presidente Donald Trump está dispuesto a conversar con Irán “sin precondiciones”, pero agregó que Estados Unidos seguirá con su campaña de presión contra la República Islámica.

“Estamos dispuestos a sentarnos alrededor de una mesa con ellos. Pero el esfuerzo estadounidense, tendiente a frenar radicalmente las actividades nefastas de la República Islámica y de su fuerza revolucionaria va a continuar”, agregó Pompeo en declaraciones realizadas en Bellinzona, Suiza.

Por su parte, el ministro de relaciones exteriores de Irán Mohammad Javad Zarif indicó en una entrevistas este mismo domingo que nuevos diálogos con EE.UU. “no son muy probables”:

El diplomático indicó que las charlas son “la continuación del proceso de presión (…) Eso puede que funcionen en el mercado de bienes raíces. Pero no funciona tratando con Irán”.

“Las personas lo piensan dos veces antes de hablar con EE.UU. porque saben que lo que acuerden hoy, puede que no se cumpla mañana”, agregó.

Pompeo está en Suiza para conversar con el ministro de Exteriores Ignazio Cassis. Suiza representa los intereses de Estados Unidos en Irán.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, izquierda, y el ministro de Exteriores suizo, Ignazio Cassi, conversan en el CastelGrande en Bellinzona, Suiza, el domingo 2 de junio de 2019.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, izquierda, y el ministro de Exteriores suizo, Ignazio Cassi, conversan en el CastelGrande en Bellinzona, Suiza, el domingo 2 de junio de 2019.

Pompeo agradeció a Suiza, que sirve como “poder protector” para Estados Unidos en Irán, por cuidar a los estadounidenses detenidos allí.

Funcionarios de la administración Trump han sugerido que considerarían positivamente cualquier movimiento para liberar a al menos cinco ciudadanos estadounidenses y al menos a dos residentes permanentes de los Estados Unidos actualmente encarcelados en Irán.

Pompeo se negó a comentar si había hecho una solicitud específica a los suizos sobre los detenidos. Pero dijo que la liberación de estadounidenses injustamente encarcelados en Irán y en otros lugares es una prioridad de los Estados Unidos.

El canciller suizo Cassis, cuyo país ha sido un intermediario entre Estados Unidos e Irán no ocultó su nerviosismo por la tensiones entre los dos países.

“La situación es muy tensa y somos conscientes de estas tensiones. Suiza, por supuesto, desea que no haya una escalada, no una escalada a la violencia con Irán”, dijo. “Ambas partes ahora están aumentando la presión y esto es una preocupación para nosotros”.

Cassis dijo que a Suiza le complacería servir como intermediario, pero no como “mediador”, entre Estados Unidos e Irán. Para hacerlo, sin embargo, se requerirían solicitudes de ambos lados, dijo.

Ni él ni Pompeo dijeron si se han hecho tales pedidos a los suizos.

Es la primera vez que el gobierno del presidente Donald Trump, que se retiró hace más de un año del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y desde entonces multiplica las sanciones económicas y las presiones militares y diplomáticas sobre Teherán, dice claramente que está dispuesta a iniciar el diálogo sin condiciones previas.

Mike Pompeo anunció hace un año doce condiciones drásticas para concluir un “nuevo acuerdo”, en particular son restricciones al programa nuclear iraní y un freno a las actividades regionales de Irán.

Sin embargo, en los últimos días, Trump bajó un poco el tono y dijo que estaba dispuesto a hablar con los dirigentes iraníes.

Su homólogo iraní, Hasan Rohani afirmó por su parte que las negociaciones con Estados Unidos podrían llevarse a cabo sólo si había “respeto” de parte de Washington.

Rouhani sugirió el sábado que Irán podría estar dispuesto a sostener conversaciones si Estados Unidos muestra respeto y sigue las normas internacionales, pero Teherán no será presionado para negociar, informó la agencia de noticias Fars.

Teherán ha denunciado reiteradamente el retiro de Washington del acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales como una violación de las regulaciones internacionales y rechazó las sanciones estadounidenses diciendo que son esfuerzos para intimidar a la república islámica para que acepte conversaciones destinadas a lograr un nuevo pacto.

“Estamos por la lógica y conversaremos si (la otra parte) se sienta respetuosamente en la mesa de negociaciones y sigue las regulaciones internacionales, no si emite una orden para negociar”, dijo Rouhani, de acuerdo a Fars.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics