Pence y Pelosi difieren sobre kits de pruebas, concuerdan en fondos para pequeñas empresas

Los kits de prueba del coronavirus, los fondos adicionales para pequeñas empresas, la reapertura de la economía y las protestas alrededor del país se discutieron el domingo en los principales programas de noticias de la televisión estadounidense.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, discutieron el domingo sobre la falta de pruebas de detección de coronavirus en Estados Unidos, pero dijeron que estaban cerca de un acuerdo sobre más fondos para pequeñas empresas cerradas por la pandemia para pagar a sus trabajadores y eventualmente reabrir .

Pence, el líder del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, dijo en “Fox News Sunday” que cree que hay una cantidad “suficiente” de kits de prueba disponibles en todo el país “para que cualquier estado” pase a la primera fase de las nuevas directrices gubernamentales para lentamente regresa al país al trabajo y una sensación de normalidad.

Actualmente, Estados Unidos realiza 150,000 pruebas de coronavirus al día, pero algunos expertos dicen que se necesitan 500,000. Pence dijo que cree que el gobierno puede llegar a 300,000 por día, lo que dijo que era un número lo suficientemente grande como para dar a los estadounidenses “la confianza y las herramientas para volver al trabajo”.

Sin embargo, Pelosi, líder de la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, atacó el desempeño del presidente Donald Trump en el manejo de la crisis del coronavirus en EE.UU. y la lenta respuesta del gobierno en las pruebas.

“Ya estamos muy tarde” en las pruebas en Estados Unidos, le dijo a Fox News. “Llegamos tarde en eso. El presidente tiene una F”.

Dos gobernadores también comentaron sobre la acción del gobierno nacional en relación a las pruebas, incluido el gobernador republicano Larry Hogan en el estado oriental de Maryland, quien también es presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores.

“Creo que la administración está tratando de acelerar las pruebas, están haciendo algunas cosas con respecto a los laboratorios privados”, dijo Hogan a CNN. “Pero tratar de evitar esto, decir que los gobernadores tienen muchas pruebas y que deberían ponerse a trabajar en las pruebas, de alguna manera no estamos haciendo nuestro trabajo, es absolutamente falso”.

El gobernador demócrata Ralph Northam, de Virginia, dijo a CNN que las afirmaciones de Trump y Pence de que los estados tienen muchas pruebas fueron “simplemente delirantes”.

Pero tanto Pence como Pelosi dijeron que los legisladores de la Casa Blanca y los demócratas están cerca de un acuerdo para agregar otros $ 250 mil millones al fondo para ayudar a miles de pequeñas empresas en los Estados Unidos que se han visto obligadas a cerrar sus operaciones ante las órdenes de quedarse en casa emitidas por 43 de los 50 gobernadores estatales del país para frenar la propagación del virus.

Trump y el Congreso inicialmente aprobaron un fondo para pequeñas empresas de $ 350 mil millones, pero con miles de empresas que solicitan el dinero, el fondo se quedó sin dinero la semana pasada y el gobierno dejó de aceptar más solicitudes de efectivo.

Si las empresas gastan el dinero en pagar a los trabajadores durante las próximas ocho semanas, el gobierno dice que pagará esa factura y que las empresas no tendrán que pagarla. De lo contrario, si el dinero no se gasta en salarios para los trabajadores en los próximos dos meses, se convierte en un préstamo y debe devolverse.

“Estamos muy cerca”, dijo Pence sobre un nuevo acuerdo de ayuda para pequeñas empresas.

Pelosi dijo en el programa “This Week,” de ABC: “Estamos cerca, tenemos un terreno común”, con miles de millones más que se sumaron a la ayuda para pequeñas empresas para ayudar a los hospitales que han sido inundados con pacientes con coronavirus.

“Las empresas tendrán el dinero de manera oportuna”, señaló.

Líder de minoría demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer.
Líder de minoría demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer.

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo a CNN: “Tengo muchas esperanzas de que podamos llegar a un acuerdo (el domingo por la noche) o temprano por la mañana”.

Los republicanos inicialmente buscaron nueva ayuda solo para pequeñas empresas, definidas como aquellas con 500 empleados o menos, mientras que los demócratas insistieron en agregar también ayuda hospitalaria. Los demócratas también buscaron nuevo dinero para los gobiernos locales con dificultades financieras, pero el nuevo acuerdo probablemente excluirá esa financiación.

Pelosi definió el sentimiento de los demócratas en las negociaciones como: “Obtengamos todo lo que podamos para aquellos que están ayudando a luchar en esta batalla para que pronto podamos abrir nuestra economía”.

Algunos trabajadores en varios estados han salido a las calles para protestar contra los edictos de permanencia en el hogar de sus gobernadores, que fueron extensiones de las pautas nacionales de Trump a los estadounidenses para mantener el distanciamiento social de dos metros o más hasta fines de abril.

Pero Trump, después de emitir la semana pasada un plan trifásico para que los gobernadores sigan para reabrir sus economías estatales, pidió a los manifestantes que “liberen” los estados de Minnesota, Michigan y Virginia, todos los estados liderados por gobernadores demócratas que habían impuesto órdenes de permanecer en casa. Los manifestantes, desafiando las recomendaciones de distanciamiento social, también han salido a las calles en estados liderados por gobernadores republicanos para protestar por sus restricciones, pero Trump no las destacó.

En Texas, los manifestantes corearon “Despidan a Fauci”, atacando al doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país en la fuerza de tarea de la Casa Blanca que advirtió contra la reapertura de la economía del país demasiado rápido por temor a un nuevo aumento de la pandemia.

“Creo que algunos de los gobernadores se han dejado llevar”, dijo Trump en una de sus sesiones informativas diarias sobre coronavirus al criticar sus órdenes.

Pence se negó a criticar las protestas callejeras, diciendo que los manifestantes querían que sus gobernadores adoptaran el “marco gradual” de la Casa Blanca para reabrir los lugares de trabajo lo más rápido posible.

Un total de 22 millones de trabajadores, -más de un octavo de la fuerza laboral del país- han sido despedidos debido a la pandemia. La cifra de muertos en Estados Unidos ahora totaliza más de 39,000, con más de 740,000 casos confirmados de coronavirus.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics