Venezuela: fallas e improvisación en primer día del nuevo esquema de venta de gasolina

CARACAS, VENEZUELA – Múltiples fallas se reportaron en varios estados de Venezuela el lunes, cuando entró en vigor un nuevo plan de distribución y esquema de gasolina subsidiada ordenado por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

La Voz de América obtuvo testimonios en varias ciudades del país acerca de cómo funcionó el primer día de la medida, en la nación petrolera que encara un grave déficit del combustible. 

Este nuevo sistema de distribución y comercialización de combustible, contempla un subsidio directo  a través de 1.368 bombas y otras 200 venderán al  precio internacional de la gasolina.

Estas 1.368 estaciones de gasolina habilitadas en todo el territorio nacional están ahora automáticamente interconectadas para que los usuarios tengan acceso directo a la gasolina con el Sistema Patria.

Ciudadano entrevistado para la Voz de América en Caracas mientras hacía una kilométrica cola para surtir combustible. [Video: Álvaro Algarra, VOA]

En este esquema, se podrán adquirir hasta 120 litros con un valor de 5.000 bolívares por litro para el caso de automóviles y 60 litros para motocicletas en el curso de un mes. Si el consumo supera los litros establecidos por 30 días, se podrá seguir optando por el combustible pero a un precio no subsidiado el cual tiene un costo de 0.5 centavos de dólar por litro.

El suministro del combustible se regirá de acuerdo al terminal del número de placa: el día lunes 1 de junio se surtirán de gasolina los vehículos con placas terminadas en 1 y 2; el martes 3 y 4; el miércoles 5 y 6: el jueves 7 y 8; el viernes 9 y 0; el sábado 1 y 2; el domingo 3 y 4; y de esta forma seguirán en los días siguiente, así lo indicó Tareck El Aissami Ministro del Poder Popular de Petróleo de Venezuela 

Además de las 1.368 bombas que están subsidiadas por el Estado existen otras 200 estaciones de empresas privadas que han solicitado al gobierno mediante licencia, vender gasolina en divisas convertibles, bolívares y en petros, al precio internacional de 50 centavos de dólar por litro.

En estas 200 estaciones cualquier persona puede ir a  la hora que desee y sin ningún tipo de restricción sobre la cantidad de combustible que quiera adquirir, al igual que no tendrán que regirse según los días y el último número de la placa de su vehículo.

La VOA entrevistó a cinco venezolanos que se encuentran en el interior del país para conocer cómo sus vivencias en el primer día de aplicación del nuevo sistema para abastecer sus carros de gasolina.

Carabobo

Anyhely Martinez vive en Naguanagua, en la ciudad Valencia. Este 1 de junio llegó a las 7:00 de la mañana a una estación de servicio ubicada en el municipio donde reside. En el lugar habían dos modalidades de pago: efectivo y pago móvil. La gasolina era subsidiada. 

A las 10:00 de la mañana, tres horas más tarde de su llegada, logró surtir 30 litros de combustible. Asegura que no había presencia de guardias en la estación y eran los policías municipales quienes controlaban el paso de los vehículos.

“Mi carro es pequeño, de 40 litros y me llenaron solo 30 litros. Tenía la opción de hacer un pago móvil de 150.000 bolívares o lo podía hacer en efectivo, solo tenía un billete de un dólar y fue lo que dí”, explica. 

Cojedes

En San Carlos el proceso para surtir gasolina fue más complicado que en otros rincones del país, así lo aseguró un ciudadano que es productor agrícola en la entidad y prefirió no ser identificado por temor a represalias por sus comentarios. 

Detalló a la VOA que las estaciones de servicio no tenían efectivo en bolívares para que los usuarios cancelaran combustible subsidiado, así que se aceptaban solo dólares de baja denominación porque no estaban entregando cambio.

“A mí me tocaba surtir hoy pero luego de ver eso yo me salí de la cola. Todavía me queda un poco de dignidad”, agregó.

Portuguesa

Mariangela Ramos vive en Acarigua y antes que llegara la gasolina hoy a la ciudad intentó cuatro veces surtirse de gasolina en ocasiones nateriores, solo lo logró en una oportunidad, pues cuando se acercaba a la estación luego de una larga cola, se acababa el suministro.

La joven logró surtir 30 litros de gasolina sin necesidad de pagar ya que en la estación de servicio no estaba funcionado el biopago, el sistema establecido por el gobierno venezolano para cancelar la gasolina en bolívares.

Luis Miguel también habitante de Acarigua logró surtirse de gasolina, aunque en un lapso mayor de tiempo. Él tardó dos horas en cola.

“Me cobraron 10 dólares por 20 litros de gasolina, afortunadamente tenía efectivo sino, no hubiese podido llenar mi tanque, era el único método de pago que estaban aceptando, contó a la VOA

Zulia

A las 4:00 de la madrugada del lunes, Oswaldo Gómez, ubicó su vehículo en una estación de servicio de la calle Cecilio Acosta, en Maracaibo. Hoy estaba reservado para los terminales de placa 1 y 2 así que era su turno.

El comerciante permaneció en cola hasta pasadas las 7:30 de la mañana y solo le permiten surtir 30 litros de combustible. 

Gómez comenta que había “improvisación” en la organización de la fila. “Un trabajador de la bomba me dijo que sin el Carnet de la Patria no me iban a ‘echar’, pero sí pude”, añade a la VOA.

Germán Navarro de 65 años de edad es otro habitante del estado Zulia que salió en busca de gasolina. Este lunes pudo surtir su carro en 30 minutos. En Maracaibo, una ciudad cuyas estaciones de servicio exhiben colas kilométricas desde hace al menos dos años, el abogado tenía meses sin llenar su tanque en tan poco tiempo.

“Me pidieron el nombre y mi cédula y echaron gasolina, totalmente gratis, sin ningún problema. Hubo muy buena atención”, precisa, refiriéndose a los militares que controlan la gasolinera.

Estos nuevos precios que pagaron los  venezolanos fueron anunciados luego de tres meses de escasez de combustible en todo el país. Durante la cuarentena los ciudadanos hicieron largas filas durante dos o tres  días para poder surtir 20 litros de gasolina. Un método que abrió paso al contrabando pues en el mercado negro ofertaban combustible a 2 y 3 dólares el litro.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics